Factura

Cuando alguien me preguntaban de niña que quería ser de grande yo contestaba » ser madre».

Siempre pensé que para eso nací.

Nunca lo dudé hasta ahora, siempre sentí que había hecho un buen trabajo, tengo dos hijas maravillosas que son mi mejor obra de arte.

Lo qué pasa es que ser madre es para toda la vida no importa la edad que tengan, y ahora les estoy fallando, ya no sé cómo ayudarlas, ya no sé qué decirles, ya no sé cómo brindarles aliento, ya no sé nada.

Se me acabaron las palabras, estoy cansada, agotada, desgastada.

Capaz que soy cobarde, débil, pero la carga se me hizo demasiado cuesta arriba y por más que lo intento no puedo seguir.

Cada vez me debilito más, la vida siempre cobra y mi deuda es demasiado grande, abusé demasiado de ese maravilloso regalo que era vivir, fui demasiado egoísta y ahora me llegó la factura.

Yo sabía que ese día llegaría, lo estaba esperando desde hace mucho tiempo, solo que ahora sé la fecha.

No hubo ni sorpresa ni miedo, solo aceptación.

9 comentarios en “Factura

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s